¡Comparte esto con tus amigos!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¡¡Hola a todos!! Un sábado más os traemos nuestra sección Hablamos con… dedicada a conocer más en profundidad a los autores de la novela romántica del panorama actual. En esta ocasión tenemos una entrevista en profundidad con la escritora Yolanda Díaz de Tuesta, más conocida en las redes por su apellido solamente. Una mujer con un bagaje importante, pues lleva muchos años dedicada al mundo de la escritura en diferentes facetas. Ha escrito relatos, guiones de teatro y de cine, cómics, novelas de terror, de ciencia ficción, fantasía y por supuesto novela romántica en su variante histórica y suspense romántico. Como podéis ver una autora muy polifacética. En su web de autora, llamada solo Díaz de Tuesta, podréis encontrar más información que os hará ver la maravillosa escritora y mujer que se esconde detrás de las novelas que son más conocidas como Trazos secretos, que ya reseñamos en nuestra web, En aguas extrañas, El mal causado o su más reciente obra de ya reseñamos en nuestra web, ahora Penguin Random House, Una mañana en el Támesis, que es la primera parte de una trilogía llamada Un día en el Támesis. ¿Queréis que os la mostremos un poco más en profundidad? Pues aquí os dejamos la entrevista con Yolanda Díaz de Tuesta. ¡¡A disfrutar!!

la imagen de hablamos con... Díaz de Tuesta
Imagen destacada para Hablamos con… Díaz de Tuesta. © Picaronia.com

Hablamos con… Díaz de Tuesta

  • ¿Qué te llevó a escribir una novela romántica?

Lo mucho que me gustó el género. Lo descubrí de jovencita, con la novela «Caprice», de Sarah Hylton, y me encantó. A lo largo de los años, leí muchas novelas románticas, centenares, unas buenas y otras malas, que hay de todo como en cualquier género, y luego ya me animé a escribir cosas por mi cuenta («Trazos secretos», «El mal causado», que son mis primeras novelas románticas), siempre pensando en publicar, pese a lo difícil que lo teníamos las españolas en aquel momento.

Por cierto, escribir romántica parecía fácil a simple vista, pero no lo es, en absoluto

No solo lleva el mismo trabajo que cualquier otra novela: creación de unos personajes, un entorno, una trama, etc, sino que requiere un gran esfuerzo conseguir algo que destaque en la marabunta de historias que se ofrecen cada día, y que se mantenga en la memoria del lector, que es lo que yo busco.

  • Díaz de Tuesta ¿por qué te gusta el género romántico, y en especial la novela romántica histórica, de terror, de ciencia ficción y fantasía?

En todos los géneros, absolutamente en todos, necesito un componente romántico. Es verdad que he disfrutado de grandes novelas en las que la presencia de la mujer era anecdótica o simplemente ni aparecía, pero siempre he sentido que faltaba algo. A mí, no acababa de llenarme.

Me resulta imprescindible que en toda historia haya romance, sexo, atracción

Es una pura cuestión de gustos que reivindico por completo. No hay un género mejor que otro, eso es falso. No es más válido algo histórico o bélico, o de terror, que algo romántico, solo porque sí, influidos por el eterno machismo que arrastra nuestra sociedad y que denigra por principio todo lo relacionado con lo femenino. Lo que hay, en todo caso, son novelas, unas mejores que otras.

Pero también es verdad que tampoco siento como suficiente ese simple componente romántico. O sea, puedo intentar escribir una historia romántica pura, como el flirteo entre dos vecinos, pero siempre se me queda corto. O, al menos, todavía no se me ha ocurrido la historia apropiada. A veces lo intento, pero al final se me van los dedos y la mente a las intrigas, los asesinatos, los misterios, las venganzas…

Dos portadas de Trazos secretos de Díaz de Tuesta
Las diferentes portadas de Trazos secretos, de la autora Díaz de Tuesta. © Picaronia.com
  • ¿Se atrevería Yolanda Díaz de Tuesta a “atacar” otro género?

Claro que sí, siempre. De hecho, yo vengo de otros géneros. Publiqué «El ejército de Loki» dentro de la novela coral «Tiempo de Héroes: La venganza de PenkinP». Mis géneros son, sobre todo, el terror, y luego todo lo relacionado con lo fantástico: ciencia ficción, fantasía pura… Ese era mi mundo previo a «Caprice» y me encantan, pero lamentablemente no se venden y cada vez resulta más difícil conseguir nada si no tienes ya un nombre hecho, eres una celebritie o tienes un golpe de suerte de los que a mí no suelen rozarme.

Pero ¿escribir terror? ¿Fantasía? ¡Ojalá! Siempre que tenga un componente romántico, como dije. En todo lo que yo escriba, habrá siempre una historia de amor.

  • ¿Cuánto tardas en documentarte? ¿Y en escribir un manuscrito?

No sabría decirlo. A veces, tardo más en documentarme que en escribir. Investigar y estudiar todo lo posible una materia es una tarea lenta y agotadora. Al final, seguro que se me pasan mil cosas, somos falibles y mi capacidad de llegar a la información es limitada, pero no será por no dedicarle tiempo e interés. En esos temas, soy muy picajosa y responsable.

Escribir, depende. En realidad, podría pasarme años con un solo libro, dándole vueltas y vueltas.

Yo sigo el sistema «capa de cebolla», así lo he bautizado

Consiste en pasar una y otra vez por el manuscrito, releyendo, mejorando, ampliando, a veces incluso cambiando por completo alguna parte, a puros martillazos, hasta que todo el conjunto adquiere la forma que yo deseo de verdad.

Cuantas más veces pase por él, mejor queda. Con «Trazos secretos» estuve años, y creo que se nota.

  • ¿Qué novelas sueles leer, solo novela romántica o de más géneros?

Leo géneros muy variados: romántica, fantasía, terror, ciencia ficción, realismo… También libros de texto, egiptología sobre todo. Últimamente, más romántica, por cuestiones profesionales, al ser lo que más se vende es a lo que más me dedico, pero por preferencias siempre tendré el terror en primer lugar.

Pero creo que, para adquirir de verdad un nivel literario apropiado, hay que leer de todo. Un escritor no puede ser simplemente un lector que solo está para entretenerse, debe buscar frases, sinónimos, ideas, palabras, párrafos y líneas espectaculares, y dejar que todo eso «abone» su mente.

Debe aprender de los grandes autores de todas las épocas y de las distintas formas en que han sabido expresarse.

Ciencia ficción de Díaz de Tuesta
Diferentes historias de Díaz de Tuesta en ciencia ficción. © Picaronia.com
  • ¿Cuáles son tus escritores favoritos Díaz de Tuesta?

Me resultaría imposible hacer una lista cerrada. Voy a omitir a autores de otros géneros, que si no, no acabamos. En romántica, más concretamente, he disfrutado mucho con las novelas de las grandes autoras clásicas, de las que aprendí: Jane Feather, Julie Garwood, Kathleen Woodiwiss, Sandra Brown, Jennifer Blake, Nora Roberts…

Esa es la romántica que me gusta y la que intento escribir

Y, por supuesto, admiro muchísimo a Margaret Mitchell, autora de «Lo que el viento se llevó», una de las mejores novelas que he leído.

  • ¿Qué libro releerías una y otra vez, y qué libro o libros no has podido leer o no has podido soportar leer?

Hay tanto que leer que raramente repito. Una de las raras excepciones es precisamente «Lo que el viento se llevó», pero eso ocurrió porque yo era muy joven y todavía no me dedicaba profesionalmente a escribir, disponía de más tiempo. Ya digo, no es lo habitual. Se publica tanto que no suele haber opción. Cuando dispones de un minuto, tienes que dedicarte a otras novelas, entre ellas, las tuyas.

De no poder leer, ahora mismo solo recuerdo «Pedro Páramo», de Juan Rulfo. Si no me gusta una historia, no me obligo, ni entiendo a quienes sufren por acabar algo que claramente les aburre. Toda novela tiene que ganarse el derecho a tu tiempo, que puede parecer infinito, pero no lo es.

Y que no te guste un libro en concreto no significa que sea bueno o malo, solo que no fue escrito para ti, en concreto. Sin más.

  • ¿Crees que hay muchos tópicos sobre la novela romántica? ¿Cuáles serían esos tópicos para Díaz de Tuesta?

El final feliz, es uno de ellos, el principal, diría yo. Y entiendo que se pida, es obvio que, si te sientas a pasar el rato con una novela, quieres leer algo que te deje contenta, con un sentimiento romántico en el corazón, no algo que te amargue la tarde.

Pero, por mi parte, como lectora, soy algo más flexible. Un final abierto como el de «Lo que el viento se llevó» (siento mencionarla tanto, pero es que es mi mayor referente), me parece ya perfecto. No siempre es necesario que lo den todo ya mascado, está bien que quede margen a la creatividad del propio lector.

Lo que no me gusta, es un mal final. Que se muera uno de los protas, que la vida no les dé una oportunidad juntos… No sé, ese dolor puede resultar dulce e intenso, si la historia es bonita, pero prefiero pasar. Ya tiene la vida real bastantes sinsabores.

En aguas extrañas la novela de Díaz de Tuesta
Imagen de la novela En aguas extrañas de Díaz de Tuesta. © Picaronia.com
  • ¿Trabajas aparte de escribir? ¿Es muy difícil dedicarse solo a escribir?

Si alguien sabe de algún trabajo, que me diga, porque, ahora mismo, dedicarse solo a escribir está al alcance de muy pocos. Espero que llegue el momento, cada año va mejor la cosa. Mi problema ha sido que he tardado mucho en conseguir publicar de un modo que me permite alcanzar de verdad a los lectores. Y, claro, ahora toca hacerse un espacio entre otras muchas autoras que llegaron primero.

Una pena, pero nada que no pueda subsanarse pronto. Ahora, voy viendo cómo cada vez doy un pasito más lejos. Es importante, esa sensación de estar avanzando.

  • ¿Te costó mucho publicar tu primera novela Yolanda Díaz de Tuesta?

En una palabra: . Bueno, mi primera novela, no, porque esa no le he mandado a una editorial nunca, pero conseguir empezar a publicar de un modo mínimamente profesional, con textos ya más maduros, sí. Muchos años.

Debemos tener en cuenta que, en romántica, antes estaba imposible publicar, las españolas no teníamos opción alguna. ¡Y hablo de hacerlo en nuestro propio país! Eso nos ha dejado a años de distancia de las extranjeras, que ya tienen un nombre hecho mientras las demás tenemos que empezar a abrirnos camino como podemos, y en una situación muy difícil, con el eterno prejuicio sobre lo propio al que tenemos que enfrentarnos. Pero, bueno, más vale tarde que nunca.

Al menos, ahora tenemos más suerte. Sellos como Selección BdB, dan una oportunidad y un impulso a las nuevas autoras, algo que hace que te vayan conociendo. En otros géneros (terror, fantasía…), que son los que he cultivado desde antes, desde el principio, me costó y me sigue costando, porque no venden igual. De hecho, ya no tengo muchas esperanzas de conseguir nada. Que una editorial en condiciones vaya a apostar por un autor desconocido es más difícil que el que le toque la lotería. Pero, bueno, habrá que seguir intentando.

El mal causado de Díaz de Tuesta
La novela El mal causado de Díaz de Tuesta y Ediciones B. © Picaronia.com
  • Sabemos que has escrito muchos relatos para concursos, ¿qué te gusta más escribir relatos o novelas?

Cada género tiene su punto, no sabría deciros, ambos me gustan. Es verdad que he escrito muchos relatos, tengo dos recopilatorios (uno de ellos, con veinte relatos, saldrá con Selección BdB en 2018), estoy con el tercero, y eso sin contar los cuentos más antiguos, que formaban su propio conjunto, pero que ni siquiera están metidos en el ordenador. Los pobres, mejor que se queden donde están.

El relato es un buen modo de adquirir oficio, el mejor entrenamiento para un autor que de verdad se tome la profesión en serio. Yo siempre recomiendo empezar por escribir relatos, muchos, cuantos más, mejor. El salto a la novela debería pasar por tener ya el cajón lleno de cuentos, buenos o malos, pero trabajados línea a línea, párrafo a párrafo. Es un modo sencillo de aprender a organizar la estructura de una historia.

  • ¿Cuál es tu método de trabajo Díaz de Tuesta, eres un escritor de brújula o de mapa?

Lo habitual, cuando empiezas, es ser escritor de brújula. Dónde va a parar, es mucho más divertido dejarse llevar, sin agobios de esquemas. Uno se divierte mucho descubriendo la historia poco a poco, casi igual que si fueras un lector.

Pero cuando ya tienes plazos que cumplir y no puedes perder tanto el tiempo, es aconsejable cambiar cuanto antes a escritor de mapa y tener todo atado lo más posible para cuando te pones a escribir.

Entonces, sí, teclear trescientos folios o más se convierte en un trabajo, no un pasatiempo con el que entretenerse, y a veces resulta muy tedioso sacarlo adelante. Como ocurre en cualquier otra profesión, por supuesto.

extracto de aguas extrañas de Díaz de Tuesta
Quote de En aguas extrañas, la novela de Díaz de Tuesta. © diazdetuesta.wordpress.com
  • Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido como Díaz de Tuesta, en algún evento o firma de libros

En la presentación de «Tiempo de Héroes», con Norma Editorial, en Madrid, en el Fnac de Callao. Llegué con tiempo y pensé ir al baño antes de que empezase, pero resultó que estaba ya Álex de la Iglesia, el director de cine, que nos iba a presentar. Total, que estuvimos tomando algo en la cafetería, charlando, y se me fue el santo al cielo. Minutos antes del evento, ya con todo el mundo por allí, decidí que mejor iba al baño entonces, más que nada por estar tranquila.

Para mi sorpresa, el único que tenía el Fnac estaba en el último piso, creo recordar que era el quinto (muy mal, señores, qué decisión torticera y qué poca atención al cliente). Menuda carrera me metí, subiendo y bajando Aun así, llegué tarde, claro, un par de minutos, y ya estaban todos sentados.

Me habían dejado mi silla libre y empezaron a bromear con lo de «gracias por asistir, Yolanda» y tal. Focos, cámaras, montón de público. ¡Qué vergüenza! Pero muchas risas, fue un evento muy divertido.

  • ¿Cuál es el lugar preferido para ponerse a escribir de Yolanda Díaz de Tuesta?

Mi casa es muy pequeña, pero aun así tengo una habitación dedicada a la biblioteca, con una mesa grande en forma de L, en la que están nuestros dos ordenadores, el mío y el de mi marido. Yo lo llamo la NASA. Aquí es donde me he acostumbrado a escribir y donde me siento cómoda.

Confieso que tengo delante, en la pared, un calendario de los bomberos de Bilbao. Lleva años allí, parado en agosto de dos mil nueve. ¡Qué inspiración!

  • ¿Crees que las historias de amor en las novelas románticas crean un mundo ideal, un amor irreal que influye en los lectores a crear una imagen idealista del amor?

Sí, desde luego. Y, de hecho, creo que hay una responsabilidad social por parte de las autoras de romántica, a la hora de no idealizar comportamientos machistas, controladores o de malos tratos en general. Un ejemplo muy conocido es «Cincuenta sombras de Grey», aunque no es el único.

Siempre lo he dicho, si el tal Grey fuera un obrero pobre, gordo, viejo y feo, se vería muy distinto que semejante individuo viniera a quitarnos el móvil y a controlar con quién hemos hablado o qué hemos hecho o dejado de hacer. No se puede idealizar esas cosas a través de la imagen de un chico mono y triunfador, ni los comportamientos dominantes en general. No es sano para la sociedad, para las mujeres que queremos que sean nuestras hijas y nuestras nietas, en el futuro.

Del mismo modo, aunque los hombres de otras épocas eran distintos, machistas y despóticos, no es excusa para poner protagonistas de ese estilo como si fueran auténticos héroes románticos. No lo eran entonces ni deben serlo ahora.

Además, si no ponemos a las protagonistas femeninas como realmente eran las mujeres de la época (por lo general sumisas, incultas, centradas en sus bordados y en sus flores, y con la aspiración final de crear una familia, tal como habían sido condicionadas toda su vida), no entiendo que haya que ser rigurosos con los masculinos. No, la realidad es que se hace porque gusta, porque todavía cargamos con el peso de una visión machista del mundo.

Eso sí, tampoco entiendo que se llegue a extremos. Recuerdo que me han reprochado un par de veces el comportamiento del protagonista de «Trazos secretos», en una escena concreta que me pensé mucho si dejar o no, precisamente por eso (quien la haya leído, seguro que lo recuerda).

Obviamente, no es algo que se permitiera a un hombre de hoy. Pero, esperar que un príncipe de Kaifar en el siglo XIX, donde se azotaba, se tenía esclavos o se condenaba a muerte con total libertad, sea por completo un hombre del siglo XXI, es un completo absurdo.

Por eso, decidí dejar ese detalle, sin más, pero como algo que le avergonzaba y que no volvía a ocurrir, detalle que se les pasaba por alto a esas lectoras que lo reprochaban, lamentablemente.

En cualquier caso, como todos sabemos, poner protagonistas soberbios, dominantes y machistas vende mucho más. Cada cual debe decidir hasta qué punto le compensa participar en mantener una situación tan deplorable, en nuestra sociedad.

Terror de Díaz de Tuesta
Historias de terror de Díaz de Tuesta. © Picaronia.com
  • ¿Crees que tienes una o varias señas de identidad que aparecen en todos tus libros? ¿Cuáles son esas señas de identidad de Díaz de Tuesta?

Al margen de que procuro siempre trabajar bien el estilo y crear personajes lo más vivos posible, no sabría decirlo. Quizá yo estoy demasiado «dentro» como para captarlo.

Una posibilidad es que mis héroes y heroínas suelen ser bastante atractivos, desde un punto de vista físico, pero eso suele ser bastante habitual en la literatura romántica, igual que en el cine o en cualquier otro medio. El ser humano se deja llevar mucho por la apariencia.

  • ¿Nos puedes contar cuál será tu próxima novela, o por lo menos alguna pista sobre de qué va a tratar?

Tengo varias entre manos, así que no sé exactamente cuál llegará antes al  público, pero creo que a finales de este año se publicará una de romance actual, con una historia de amor y acción. El año que viene se publicará la segunda y la tercera parte de la serie «Un día en el Támesis», y empezará otra serie de género Romance Paranormal, en época actual. También, como comenté antes, publicaré uno de mis recopilatorios de relatos con Ediciones B.

Y tengo otras novelas, de regencia, en marcha. Crucemos dedos, a ver qué tal me va con ellas, posiblemente explore nuevos horizontes.

Otra imagen de Trazos secretos de Díaz de Tuesta
Una imagen de Trazos secretos, la novela de Díaz de Tuesta. © Picaronia.com
  • ¿Qué novela recomendarías de entre todas las que tienes escritas y por qué?

¡Qué difícil! Parafraseando algo que oí una vez en una película, diré que «un autor tiene tantos corazones como obras escritas». Me costaría decidirme. Tengo ya muchas novelas, publicadas o sin publicar, y cada cual corresponde a un momento concreto y, si las he escrito, ha sido porque sus historias me gustaban.

Pero recomendaría «Trazos secretos» sin dudarlo, simplemente porque es la que más gusta, en general.

  • ¿Algún consejo para los lectores de Picaronia a la hora de elegir una novela?

Sí: que escojan según sus gustos, sin importarles lo que digan. Un lector debe elegir con libertad, porque leer debe ser divertido. Ante todo, divertido.

Pero, por supuesto, lo ideal es aprender también con ello, mejorar conocimientos, conseguir mayor amplitud de pensamiento… Cuando uno lee un buen libro, bueno en cuanto a lenguaje y documentación o contenidos filosóficos, cambia a medida que lo lee y al final es alguien diferente. Mejor.

En todo caso, lo dicho, hay que leer lo que apetezca.

La portada de Una mañana en el Támesis
La novela romántica histórica de Díaz de Tuesta, Una mañana en el Támesis. © Picaronia.com
  • ¿Y a los que se lanzan al mundo de la escritura?

Si quieren dedicarse a esto, les recomiendo mucha paciencia, porque se trata de una carrera de fondo.

A todos nos gusta mucho lo que escribimos, pero eso no significa que sea bueno, ni que tenga ya una calidad suficiente como para publicar. De hecho, al principio, raramente ocurre, y uno de los problemas más graves de nuestro mundo literario es que la gente se lanza a intentar publicar lo primero que escribe, sin recordar que esta profesión requiere dedicarle un tiempo para adquirir el oficio, como cualquier otra.

Nadie se levanta un día y ya es zapatero. Lo mismo ocurre con ser escritor

Y, es que, un libro es mucho más que la historia que cuenta, es en gran medida el «cómo la cuenta». Para conseguir un estilo propio, una calidad literaria, un acabado profesional, hace falta leer, pero también escribir mucho, muchísimo. Bueno, malo, mejor, peor… Hay que llenar papeleras y descartar centenares de folios hasta llegar a tener algo válido.

De verdad: no hay que precipitarse a la hora de publicar porque, luego, vamos a ser juzgados por la calidad de nuestras obras.

También, avisaría de que hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir editorial. Yo tuve durante años varias novelas moribundas o a la espera, toda mi carrera parada, por una mala elección.

Según mi experiencia, es mejor ir en digital con una grande, por poco que ganes, que perderte en el olvido con una pequeña, lo que implica no avanzar nada en absoluto, en ninguna dirección. No hay que perder de vista que, lo que importa, si eres un desconocido, es llegar al mayor número de lectores posible, sin más.

Si realmente vales, si de verdad estás ya preparado como para ser un escritor profesional, se va notando con el tiempo. Una buena novela (tiene que ser muy buena, si es solo una), dos, tres, ir haciéndote un nombre…

Poco a poco. Paciencia.

Facebook de Díaz de Tuesta
Imagen de cabecera del facebook de Díaz de Tuesta. © facebook.com

Terminamos la entrevista con Díaz de Tuesta

Pues hasta aquí ha llegado todo lo que nos ha contado Yolanda sobre sí misma y sobre sus próximas novedades editoriales. Como habéis podido ver, una mujer de bandera, con mucho que decir en el mundo de la novela romántica. Desde estas líneas aprovechamos para darle las gracias porque siempre nos apoya en las redes sociales, cosa que es de agradecer, y por sacar un ratito de su ajustada agenda para atendernos y poder hacer esta fantástica entrevista. También queremos adelantarnos a todos y desearle un 😍 ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!! 😍 🎂 pues esperamos que este pequeño presente en forma de entrevista, le alegre un poco el domingo que es cuando verdaderamente cumple años.

Esperaremos impacientes las siguientes entregas de Un día en el Támesis, que nos dejó muy buen sabor de boca Una mañana en el Támesis. ¿Queréis sabe más vosotros? Pues no perdáis de vista a Díaz de Tuesta, y sus próximas novedades. A todos vosotros que nos estáis leyendo, os agradecemos de todo corazón vuestra atención, y deseamos que os haya gustado tanto como a nosotros conocer a esta fantástica autora.

Acompañadnos la semana próxima para ver quién nos visita y sepáis más del panorama de la novela romántica actual. ¿Nos acompañáis? ¡¡Os esperamos!!

¡Comparte esto con tus amigos!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Hosting

¿Quieres dejar tu opinión?

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí