¡Comparte esto con tus amigos!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Puede que todo aficionado a la lectura se haya encontrado alguna vez en la encrucijada de no encontrar tiempo para leer y desconectar de todo frente a un buen libro. Y es que a veces las obligaciones nos impiden dedicarnos a eso que tanto nos gusta. Así que, si quieres aprender a encontrar nuevos momentos para leer, no te pierdas nuestros consejos. ¡Comenzamos!

Cómo encontrar más momentos para leer
Aprende a encontrar más momentos para leer © Picaronia.com

A veces tenemos la creencia de que se necesita mucho tiempo libre para poder leer, motivo por el cuál el verano siempre se convierte en una de las mejores épocas para muchas editoriales en cuanto a ventas se refiere. Sin embargo, la realidad es que cualquier ocasión puede convertirse en uno de los mejores momentos para leer como, por ejemplo, mientras tomas tu desayuno a primera hora de la mañana o antes de dormir.

Cualquier reajuste en tu rutina puede convertirse en una ocasión idónea para leer. Y es que, siempre puedes levantarte un poco antes de la hora habitual para sacar un pequeño rato para la lectura. Un pequeño momento de relax con el que además empezarás el día de manera mucho más positiva. Y que no te gane la pereza pues, aunque pienses que te morirás de sueño durante el resto del día, lo cierto es que es un pequeño esfuerzo que merecerá la pena. ¡Pruébalo!

Érase una vez... más momentos para leer
Érase una vez… cómo encontrar más momentos para leer

Otra situación perfecta para la lectura, que además se está convirtiendo en tendencia, es aprovechar los tiempos de espera en la parada de autobús o metro como momentos para leer. Incluso si tienes la suerte de ser de aquellos que no se marean fácilmente, te animamos a continuar tu lectura durante tus viajes en los transportes púbicos.

Aprovecha los descansos. Tus pausas para el desayuno pueden ser la ocasión perfecta para convertirlo en uno de los perfectos momentos para leer. Te advertimos que te gustará tanto que correrás el riesgo de convertirlo en una de tus manías lectoras.

Una cafetería tranquila mientras desayunas puede ser uno de los mejores momentos para leer
Leer en una cafetería

Leer en el gimnasio; sí, como lo lees. ¿Nunca te has planteado la lectura durante tu sesión de elíptica o mientras estás en la bici? Son momentos para leer tan perfectos como cualquier otro que te servirán para que tus ratos deportivos no sean tan aburridos. Incluso puedes optar por su versión en audiolibro si eres de quienes prefiere salir a correr.

Aprovecha esos momentos de relax. Llenar la bañera de agua caliente, encender una buena vela aromática (si es literaria aún mejor) y dejarse llevar por una de tus novelas románticas favoritas hará que sea una experiencia inigualable. Porque, ¿puede haber algo mejor que sumergirse en cuerpo (baño) y alma (lectura) en una bonita historia para hacerte desconectar y olvidar todos los problemas? Te aseguramos, que pocos momentos superarán este.

Encuentra momentos para leer durante tu tiempo libre
Un sitio tranquilo y con buenas vistas puede convertirse en un gran lugar de lectura

Y ahora cuéntanos, ¿cuáles son tus trucos para sacar partido a los momentos para leer?

¡Comparte esto con tus amigos!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Hosting

¿Quieres dejar tu opinión?

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí