in

Me encanta

Las protagonistas femeninas en la novela romántica

Hablemos un poco sobre ELLAS

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
¡Comparte este artículo!

Si en uno de nuestros artículos anteriores analizábamos a los personajes masculinos de las novelas románticas, en esta ocasión nos centraremos en las protagonistas femeninas que aparecen en este tipo de novelas; mas concretamente en los rasgos comunes que las caracterizan.

Teniendo en cuenta que no es lo mismo analizar las novelas románticas contemporáneas que hablar de las de romance histórico –dónde el papel de la mujer estaba mucho más marcado por la época–, si que existe una serie de rasgos que parecen marcar tendencia a la hora de caracterizar a los personajes principales de las novelas románticas.

Rasgos de las protagonistas femeninas en la literatura romántica
Analizamos el papel de las protagonistas femeninas © Picaronia.com

Rasgos comunes en las protagonistas femeninas

Por un lado, es común encontrar a protagonistas femeninas que no sólo son tremendamente ingenuas y frágiles sino, por supuesto, también son vírgenes. Y será en ellas en quien el personaje principal ponga el ojo –y la bala–, convirtiéndola en su objeto de deseo para luego terminar enamorándose de ellas. Algunos ejemplos lo vemos en Anastasia Steele de Cincuenta sombras de Grey o en Tessa Young de After.

También es muy común que se encuentren sobreprotegidas por su “macho alfa”, quienes sobrevolarán continuamente alrededor de ellas como si fuesen moscas para “salvarlas” de cualquier cosa o persona– que pueda resultar peligrosa para ellas. Eso sí, de vez en cuando ellas plantarán cara al protagonista principal para darnos la sensación de estar ante un personaje fuerte, aunque luego esa fortaleza brille por su ausencia.

La protagonista femenina como objeto de deseo del personaje principal
La protagonista femenina se convertirá en el objeto de deseo del personaje masculino

Otra de las cosas que suelen padecer nuestras protagonistas femeninas es la presencia de un segundo hombre interesado en ellas, lo que provocará los celos desmedidos del protagonista masculino. Y no sólo eso, también veremos como el posesivo “mía” aparece con demasiada frecuencia en frases como “Ella es mía” o “Eres mía”, que veremos continuamente en algunas novelas románticas como Cincuenta sombras de Grey, Atada a ti o la trilogía Mi hombre. Y es que a veces no somos conscientes de hasta que punto estas frases pueden llegar a ser peligrosas, más aún cuando la violencia machista sigue tan presente; pues en una relación sana nadie es de nadie, sino simplemente dos personas independientes que deciden iniciar una relación.

Una autora con tendencia a instaurar cierta relación de toxicidad entre sus personajes principales es Jodi Ellen Malpas. ¡Y no es la única! Por ejemplo, el personaje de Jesse de la trilogía Mi hombre llegará a desesperar a más de una ante sus comportamientos, más propios del hombre de las cavernas que de un hombre preocupado por su chica. Y es que, a pesar de que al final de la historia una puede llegar a entenderlo un poco e incluso a empatizar con él, hay que tener claro que en ningún caso le justifica. En cuanto a Ava, la protagonista femenina, puede parecer en un principio un personaje fuerte que le planta cara en muchas ocasiones, pero ello no sirve de nada si luego vemos como le perdona cosas tan graves como que éste le “robe las píldoras anticonceptivas”. Aun así hay que reconocer que esta autora británica siempre logra crear unas novelas tremendamente adictivas.

Las protagonistas femeninas y su papel en la literatura romántica
El papel de la protagonista femenina en las novelas románticas

Y es que cuando una se para a analizar los roles que definen a los personajes principales de las novelas, puede llegar a asustarse ante tanta toxicidad. Si bien no hay nada malo en leer este tipo de obras literarias siendo consciente de que no representan lo que debe ser normal, siempre está el miedo de que tanto boom por tales tendencias puedan llegar a dar normalidad a este tipo de relaciones tóxicas o que pueda llegar a las manos equivocadas, como en el caso de los jóvenes. Algo que desgraciadamente ya ocurrió con la serie After.

Un rayo de esperanza para las protagonistas femeninas

Teniendo en cuenta que debe haber libros para todos los gustos, es importante reconocer que la gran demanda hacia estas tendencias no favorecen ni el camino hacia la igualdad ni a las relaciones sanas. No obstante, la escritora de novelas románticas D. W. Nichols ya hizo una interesante reflexión en su blog acerca de los rasgos que definían a algunas de las protagonistas femeninas que tanto se han puesto de moda últimamente.

Es necesario que no se abuse de este tipo de protagonistas que pueden llegar a confundir al lector, aunque hay que reconocer que lograr el equilibrio perfecto entre los personajes principales no siempre resulta fácil. Por ello, cuando me encuentro con personajes femeninos fuertes y valientes que no se doblegan ante nada ni nadie, termino disfrutando mucho de su lectura. Un ejemplo de ello lo tenemos con Celaena Sardothien, personaje principal de la saga Trono de Cristal, una chica fuerte y valiente que en ningún momento abandona su feminidad. Y es que, si algo define a las protagonistas femeninas de Sarah J. Maas es su carácter fuerte e independiente, lo que las convierte en grandes ejemplos para las nuevas generaciones.

Por desgracia, la tendencia de incluir este tipo de personajes principales fuertes se está dando mayormente en los géneros de fantasía romántica que en la erótica o contemporánea. Por suerte, hay escritoras como Sara Ballarín o Elísabet Benavent con La magia de ser Sofía que promueven la presencia de protagonistas más independientes en sus novelas románticas y eróticas, además de unas relaciones más sanas entre ellos, precisamente aquellos géneros en los que más se puede percibir su ausencia.

Esperemos que poco a poco las tendencias vayan cambiando para dar paso a novelas románticas que promuevan historias de amor sanas entre los protagonistas.

¿Y qué opináis vosotros sobre el papel de las protagonistas femeninas en la literatura romántica? En Picaronia estamos deseando conocer vuestra opinión.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
¡Comparte este artículo!

2 Comments

Deja tu respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sorteo del libro Meretrice de Lola P.Nieva en Picaronia

El ganador del sorteo meretrice. Imagen

Meretrice de Lola P. Nieva. Una historia de amor en Venecia